La sangrienta jornada que dio origen al 8M, Día Internacional de la Mujer – SuNoticiero
онлайн займ на банковскую карту

La sangrienta jornada que dio origen al 8M, Día Internacional de la Mujer

Ha sido una larga historia de sufrimiento y dolor, pero también finalmente de éxito. Las celebraciones del Día de la Mujer del 8 de marzo tiene su origen en el 8 de marzo de 1857. Esa jornada aciaga cientos de mujeres trabajadoras de una fábrica de ropa de Nueva York, las llamadas “garment workers” en inglés, se manifestaron para reclamar un aumento de los salarios ya que cobraban menos de la mitad que los hombres. Las protestas acabaron con 120 mujeres muertas a manos de la policía. Ese incidente dio origen al primer sindicato femenino dos años más tarde.

En 1908, 15.000 mujeres, bajo el eslogan “Pan y Rosas”, marcharon por la ciudad de Nueva York para exigir jornadas laborales más cortas, mejores salarios y el derecho al voto. Un año después, el Partido Socialista de Estados Unidos declaró el primer Día Nacional de la Mujer. El 28 de febrero de 1909 se celebró en Estados Unidos el Día Nacional de la Mujer. La fecha elegida fue el último domingo de febrero.

Fue la pionera Clara Zetkin quien lanzó la propuesta de celebrar el día durante la Conferencia Internacional de Mujeres Trabajadoras en Copenhague, en 1910. El 8M se celebró por primera vez en 1911 en Austria, Dinamarca, Alemania y Suiza.

Otro episodio dramático vino a subrayar la marginación de la mujer y las duras condiciones de trabajo a las que se enfrentaba. El 25 de marzo de 1911, 146 trabajadoras fallecieron en un incendio de una fábrica de ropa textil. Los dueños de la fábrica Triangle Shirtwaist habían sellado las puertas de las escaleras y de la salidas para evitar que las empleadas robaran. La víctima más joven tenía 14 años y la más mayor 43. Los efectos de esta dramática jornada provocaron el nacimiento del Sindicato Internacional de Mujeres Trabajadoras Textiles.

La elección del 8M no se oficializó hasta 1917, cuando las mujeres rusas exigieron “pan y paz” a las autoridades zaristas. Tiempo después, el zar abdicó y las autoridades provisionales otorgaron a las mujeres el derecho al voto gracias, en parte, al esfuerzo de la feminista rusa Alexandra Kollontai, que también impulsó la legalidad del divorcio.

Después de la Segunda Guerra Mundial muchos países empezaron a celebrar esta jornada. En España comenzó a conmemorarse en 1936 y la ONU oficializó esta fecha en 1975.

Por La Razón

SuNoticiero

Join the Conversation