La razón por la qué el sistema inmunológico de los niños puede evadir el coronavirus – SuNoticiero
онлайн займ на банковскую карту

La razón por la qué el sistema inmunológico de los niños puede evadir el coronavirus

Los niños pequeños representan solo un pequeño porcentaje de las infecciones por COVID-19, una tendencia que ha desconcertado a los científicos. Ahora, un creciente cuerpo de evidencia publicado en la revista científica Nature sugiere por qué: el sistema inmunológico de los niños parece estar mejor equipado para eliminar el SARS-CoV-2 que el de los adultos.

“Los niños están muy adaptados, y muy bien equipados para responder, a nuevos virus”, dice Donna Farber, inmunóloga de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York. Incluso cuando están infectados con el SARS-CoV-2, es más probable que los niños experimenten una enfermedad leve o asintomática.

Otra pista de que la respuesta de los niños al virus difiere de la de los adultos es que algunos niños desarrollan síntomas de COVID-19 y anticuerpos específicos contra el SARS-CoV-2, pero nunca dan positivo para el virus en una prueba estándar de RT-PCR. En un estudio, tres niños menores de diez años de la misma familia desarrollaron anticuerpos contra el SARS-CoV-2, y dos de ellos incluso experimentaron síntomas leves, pero ninguno dio positivo en RT-PCR, a pesar de haber sido examinado 11 veces durante 28 días mientras estaba en contacto con sus padres, que dieron positivo.

Respuesta rápidaIncluso en niños que experimentaron la complicación grave pero rara llamada síndrome inflamatorio multisistémico en respuesta a la infección por SARS-CoV-2, los estudios informan que la tasa de resultados positivos en la RT-PCR varía de solo el 29% al 50% (REUTERS)Incluso en niños que experimentaron la complicación grave pero rara llamada síndrome inflamatorio multisistémico en respuesta a la infección por SARS-CoV-2, los estudios informan que la tasa de resultados positivos en la RT-PCR varía de solo el 29% al 50% (REUTERS)

Su sistema inmunológico ve el virus “y simplemente genera esta respuesta inmune realmente rápida y efectiva que lo apaga, antes de que tenga la oportunidad de replicarse hasta el punto de que dé positivo en la prueba de diagnóstico con hisopo”, sostiene Melanie Neeland, una inmunólogo que estudió a la familia, en el Murdoch Children’s Research Institute en Melbourne, Australia.

Incluso en niños que experimentaron la complicación grave pero rara llamada síndrome inflamatorio multisistémico en respuesta a la infección por SARS-CoV-2, los estudios informan que la tasa de resultados positivos en la RT-PCR varía de solo el 29% al 50%.

Farber dice que los tipos de anticuerpos que desarrollan los niños ofrecen pistas sobre lo que está sucediendo. En un estudio de 32 adultos y 47 niños de 18 años o menos, ella y sus colegas encontraron que los niños producían principalmente anticuerpos dirigidos a la proteína pico del SARS-CoV-2, que el virus usa para ingresar a las células. Los adultos generaron anticuerpos similares, pero también desarrollaron anticuerpos contra la proteína de la nucleocápsida, que es esencial para la replicación viral. Farber asegura que la proteína de la nucleocápside generalmente se libera en cantidades significativas solo cuando un virus está diseminado en el cuerpo.

Los niños carecían de anticuerpos específicos de la nucleocápsida, lo que sugiere que no están experimentando una infección generalizada, dice Farber. Las respuestas inmunitarias de los niños parecen ser capaces de eliminar el virus antes de que se replique en grandes cantidades, dice.

Sistema inmunológico adaptativo vs innatoLa capacidad de los niños para neutralizar el virus también podría estar relacionada con el hecho de que tienen una fuerte respuesta inmune innata desde el nacimiento (REUTERS)La capacidad de los niños para neutralizar el virus también podría estar relacionada con el hecho de que tienen una fuerte respuesta inmune innata desde el nacimiento (REUTERS)

Farber sugiere que la razón por la que los niños pueden neutralizar el virus es que sus células T son relativamente ingenuas. Las células T son parte del sistema inmunológico adaptativo del cuerpo, que aprende a reconocer los patógenos que encuentra a lo largo de su vida. Farber explica que debido a que las células T de los niños en su mayoría no están capacitadas, podrían tener una mayor capacidad para responder a nuevos virus, un fenómeno que está estudiando con más detalle.

Pero otra evidencia sugiere que la situación no es tan sencilla: un estudio de personas con COVID-19 que incluyó a 65 niños y jóvenes menores de 24 años, junto con 60 adultos, encontró que los adultos tenían una respuesta de células T más fuerte a la proteína de pico del virus que los niños y los jóvenes. Pero Farber dice que el estudio midió las respuestas de las células T de memoria, que están mucho menos desarrolladas en los niños, en lugar de la actividad de las células T ingenuas.

La capacidad de los niños para neutralizar el virus también podría estar relacionada con el hecho de que tienen una fuerte respuesta inmune innata desde el nacimiento, asevera Alasdair Munro, quien estudia enfermedades infecciosas pediátricas en el Hospital Universitario de Southampton, Reino Unido. “Se ha sugerido que la rapidez y la escala de su respuesta inmune innata podrían proteger contra el inicio de la infección”, dice. Pero este efecto es difícil de estudiar y plantea la pregunta de por qué no se ve con otros virus que pueden causar enfermedades graves en los niños, dice.

Otros factores

Los niños también son el principal reservorio de coronavirus estacionales que causan el resfriado común. Algunos investigadores han sugerido que los anticuerpos para estos coronavirus podrían conferir cierta protección contra el SARS-CoV-2, pero la evidencia es mixta, advierte Munro.

Mientras tanto, hay evidencia de que cuando los niños están expuestos al virus, reciben una dosis menor que los adultos, porque sus narices contienen menos receptores ACE2, que el virus usa para acceder a las células. Esto también podría explicar por qué COVID-19 es menos frecuente en niños que en adultos, dicen los investigadores.

Munro concluye que es poco probable que haya una sola explicación de por qué COVID-19 parece afectar menos a los niños que a los adultos. “La biología rara vez es tan sencilla”.

Infobae

SuNoticiero