¡INCREÍBLE! El Barcelona ya no da miedo en Europa – SuNoticiero
онлайн займ на банковскую карту

¡INCREÍBLE! El Barcelona ya no da miedo en Europa

Irreconocible, sin estrellas, muy endeudado… El Barcelona, prestigiosa institución que dominó Europa a principios de la década 2010 vive una travesía del desierto simbolizada por el 3-0 que le infligió el Bayern Múnich el martes, un año después del terrible 8-2.

Los barcelonistas, que ahora tampoco tienen a Leo Messi, no han vuelto a ganar un partido de Liga de Campeones desde el 2 de diciembre de 2020 frente al modesto Ferencvaros (3-0).

Antes un fortín, el Camp Nou es ahora un terreno en el que los gigantes de Europa ya no tienen miedo y en el que el Barcelona ha perdido sus 3 últimos encuentros de Champions, encajando 10 goles y marcando solo uno.

Un Barcelona sin Messi al asalto de la Champions

Y la dura derrota frente al Bayern el martes, un año después de la histórica debacle 8-2 en Lisboa en cuartos de final de la edición 2019-2020, no ha hecho más que confirmar unas impresiones ya conocidas.

El Barcelona no había vuelto a empezar una campaña en Europa con una derrota en casa desde 1997 (3-2 contra Newcastle), es decir, desde hace 24 años. Es también la primera vez en su historia en Champions, que el Barcelona acaba un partido sin disparar ni una sola vez a puerta.

«Pobre Barcelona»

La prensa madrileña y catalana están de acuerdo en constatar el revés azulgrana este miércoles. «Pobre Barcelona», tituló Marca, mientras que para el barcelonés Sport es «La triste realidad» y el diario deportivo en catalán L’ Esportiu titula «Muy, muy lejos».

Una impotencia compartida por el icono blaugrana Gerard Piqué tras el partido: «Es lo que hay, estoy convencido de que es un año complicado. Hay que ser franco: no estamos entre los favoritos».

Los medios catalanes señalaron que el presidente Joan Laporta y su círculo más cercano mantuvieron una reunión de urgencia en las oficinas del Camp Nou por la noche, tras el encuentro, sin anunciar ninguna decisión inmediata.

«El partido confirmó la impresión depresiva que en estos días tiene atrapado al Barcelona (…) Un partido inútil y largo para el Barcelona, una especie de corredor de la muerte al final del cual no había otra esperanza que la derrota. Nadie podía esperar otra cosa», escribió Alfredo Relaño, presidente de honor del diario As en su columna este miércoles.

Esperanza

¿Se debe dar ya por muerto al Barcelona o hay esperanza? Hay que admitir que el club azulgrana ha tenido mala suerte antes de este debut continental.

El Barcelona perdió a dos superestrellas en el pasado mercado con la salida de Messi al París SG y la cesión de Antoine Griezmann al Atlético de Madrid. Los numerosos lesionados, sobre todo en ataque (Ansu Fati, Ousmane Dembélé, Sergio Agüero, Martin Braithwaite…), tampoco han podido ayudar.

Sus figuras, a imagen de un Jordi Alba que jugó enfermo y que se lesionó, de un Sergio Busquets agotado o de un Sergi Roberto pitado a su salida, ya no pueden sostener solas al equipo.

Y los jóvenes como Eric García, que falló en el gol de Thomas Müller, Riqui Puig, Pedri, Óscar Mingueza, Álex Baldé, Yusuf Demir, Sergiño Dest o Ronald Araujo, todavía tienen que acumular experiencia antes de pretender rivalizar al más alto nivel.

«Me quedo con que han entrado chavales de 18 años. Es lo que hay. Estoy convencido de que es un año complicado pero que acabaremos compitiendo», afirmó Piqué el martes.

Algo que tendrá que hacer rápido el Barcelona en el grupo E, en el que se ha quedado sin margen de error contra el Benfica y el Dynamo de Kiev.

AFP

SuNoticiero