Analistas afirman que Nicaragua, Honduras y El Salvador «continúan socavando sus democracias» – SuNoticiero
онлайн займ на банковскую карту

Analistas afirman que Nicaragua, Honduras y El Salvador «continúan socavando sus democracias»

Nicaragua y Honduras se acercan a sus procesos electorales en medio de constantes señalamientos por la comunidad internacional de debilitar sus instituciones democráticas.

En Honduras, el actual presidente se reeligió dos veces aunque la constitución del país lo prohibía expresamente. En El Salvador, pese a no tener elecciones generales pronto, su presidente ha comenzado a allanar el camino para mantenerse en el poder.

En Nicaragua mientras tanto, Daniel Ortega va por su cuarto mandato y reformó la constitución para lograrlo.

El mandatario de 75 años -quien desde 2007 ha seguido en el poder- ha acusado a la oposición de «liderar un golpe para derrocar al gobierno legítimo» y para proteger a dicho gobierno ha encarcelado a la mayoría de los opositores y precandidatos presidenciales.

Las acciones de Ortega y del resto de países de Centroamérica, según algunos expertos consultados por la Voz de América, tienen rasgos autoritarios y de caudillos, pero también destacan que el desencanto electoral y el populismo les permitieron llegar a la presidencia.

Eric Farnsworth, vicepresidente del Consejo de las Américas y la Sociedad de las Américas (AS/COA) con sede en Washington, califica las acciones de estos gobiernos y otros de la región como “antidemocráticas” y peligrosas.

“La democracia ha dado pasos concretos hacia atrás en todo el hemisferio este siglo; Nicaragua y Venezuela ahora se han unido a Cuba como antidemocráticos y otras naciones también están en riesgo”, apuntó.

Farnsworth, además señaló a la VOA que en muchos casos la frustración de los pueblos con anteriores gobiernos que no han podido resolver los desafíos “de la desigualdad y la inseguridad”, han llevado a sus ciudadanos a recurrir a “líderes que parecen frescos, no contaminados por vínculos o afiliaciones políticas anteriores, que prometen soluciones fáciles”.

Sin embargo dichos líderes no han significado ningún cambio y agrega que; “están encontrando métodos nuevos e innovadores para utilizar las instituciones de la democracia para socavar la democracia misma, fortaleciendo sus propias posiciones políticas mientras socavan a sus oponentes” y aunque la corrupción es un desafío, sin duda, pero es solo un aspecto del descontento regional con la democracia.

Sigue leyendo en la Voz de América

SuNoticiero

Join the Conversation